NOTICIAS | AGENCIA DIB

La Palabra de Ezeiza | Jueves 3 de noviembre de 2022

Director, editor y propietario: José María Marcos | Tucumán 142 | JM Ezeiza (CP 1804) | 011-4232-6274 (9 a 14) | ezeizaediciones@yahoo.com.ar | 11-2338-2539 (wasap)

UDYAT | “Buscamos generar viajes introspectivos en los que uno se encuentre con la propia sombra”

LA PALABRA conversó con el músico Gonzalo Simonetti Koreck, integrante de la banda bahiense Udyat, que actuará en Ezeiza junto a las agrupaciones Tarántula!, Veredimpar, Lisia2 y Baphometa. 

Por Fernando Farías | Especial para La Palabra de Ezeiza


El viernes 7 de octubre de 2022 habrá un nuevo encuentro de música en El Sereno Bar Rock, ubicado en Lucio Salvadores 617, José María Ezeiza. En la ocasión actuarán las bandas Udyat, Tarántula!, Veredimpar, Lisia2 y Baphometa, con una entrada de $400. LA PALABRA dialogó con unos de los músicos del grupo Udyat, que pasará por Ezeiza en el marco de una gira que incluye shows en Capital Federal, Ezpeleta y La Plata. La agrupación se halla formada por Gonzalo Simonetti Koreck (guitarra y coros), Francisco Cortínez (voz principal y batería), Joaquín Rodríguez Álvarez (bajo), Daniel Chaime (guitarra) y Jeremías Cerrone (teclados y percusiones). Gonzalo Simonetti Koreck (quien se sumó a la banda a fines de abril de 2021) destacó que la música de Udyat presenta “paisajes penitentes donde uno sana la desesperación”.
—¿Cómo se da tu entrada en la banda?
—Siempre me gustó la banda. Como cantautor solista habíamos compartido varias fechas y somos amigos desde hace años. Desde los comienzos de la banda, cuando trabajaban con una música más relacionada con el stoner rock me gustaban y los seguía. Los vi crecer y cada vez me sentí más identificado con los paisajes, las estéticas y los sonidos que buscaban lograr. Hubo un primer intento de entrar a mediados del 2019, pero por motivos personales no se pudo. Luego, en una segunda instancia el año pasado, logramos concretarlo. La realidad es que siempre hubo mucha sincronicidad y respeto desde lo musical con Daniel, Fati (Juan) y Joaquín. Ahora, con el ingreso de Joro (Jeremías), se está empezando a dar también con él algo tremendo.


—Udyat tiene un sonido bastante particular, con canciones largas y un clima muy denso. ¿Cómo describirías la propuesta a alguien que nunca escuchó la banda?
—Para mí son paisajes penitentes donde uno sana la desesperación. Es una música sentida, que tiene algo de los timbres del folclore escandinavo y del ambiente del black metal, pero dentro del marco de riffs más asociados al doom. Hay algo en las guitarras de Daniel que me recuerdan a Ulver o Alcest, mientras las baterías y gritos de Juan me llevan más a Wardruna. Se termina construyendo un híbrido a partir de la expresión cruda que cada miembro de la banda necesita soltar.
—Están encarando una gira fuera de Bahía Blanca. ¿Qué expectativas tienen? ¿Qué puede esperar la gente en un recital de Udyat? ¿Qué experiencia proponen?
—La expectativa es poder llegar a más gente a través del formato en vivo, presentando nuestro último trabajo titulado “Oro”. La idea es tocar aquellas canciones con la nueva formación, que propone distintos arreglos a los temas del disco. Nuestros recitales son un viaje introspectivo. Hay gente que lo vive desde un estado hipnótico por los climas que se generan, otros y otras hacen pogo. Si yo tuviera que definirte qué experiencia proponemos, te diría que con nuestra música buscamos generar viajes introspectivos en los que uno se encuentre con la propia sombra, o al menos esa es mi postura, pero no desde un lugar deprimente, sino desde un abrazo y exorcismo, desde una liberación del dolor y la bronca.


—Las tapas de los discos (“Udyat” y “Oro”) parecen tener una simbología bastante particular. ¿Qué nos podés contar de esa simbología? ¿Quién las produce?
—La simbología forma parte del imaginario mitológico de la banda. Si bien el nombre “Udyat” se asocia al ojo de Horus, perteneciente a la cosmovisión egipcia (también llamado el ojo que todo lo ve), nosotros tratamos de proponer un lenguaje mítico propio, donde se construyen estos paisajes de dolor y renacimiento. El arte visual de la banda está en manos de Juan Francisco, que a mi gusto es un ilustrador increíble y crudo. Los cuerpos que traza siempre están acorde con la poética de la banda, con el ambiente y la saga de resurrección que mencioné.
—Las letras de Udyat parecen anclarse en la misantropía y paisajes apocalípticos. ¿Vos lo ves así? ¿Quién escribe esas letras?
—Los siento apocalípticos, fúnebres y existencialistas. Pero no diría misantropía. Para mí la poesía de Juan (que escribió las letras de los temas que estamos presentando) es más un ritual de exorcismo del dolor que una cadena de odio a nuestra especie. Lo que ocurre, desde mi humilde punto de vista, es que la historia de la saga de “Oro” (pensando el oro desde un punto de vista alquímico) los protagonistas despojados de sentido pasan por la pérdida absoluta del ser para poder transmutar, reencontrarse con la esencia original. Y para encontrar el instinto (nuestra verdadera versión fiel a nuestro corazón) hasta es válido derrumbar los pilares y sacrificar a Dios.
—¿Están laburando nueva música? Si es así, ¿qué podés comentar de la misma? ¿Van a grabar?
—Estamos comenzando a trabajar en lo nuevo, de a poco. Después de la gira vamos a focalizarnos bastante en preparar el nuevo material, que tiene sonidos en común con “Oro”, pero a su vez pertenece a una nueva etapa, distinta. No puedo decir mucho más.


—Además de hacer música, vos también escribís (de hecho sos un colaborador de nuestra sección “Esto no está chequeado”) y te desenvolvés en diferentes actividades que incluyen entrevistas en el colectivo Fluido Poético y la práctica de magia. ¿Cómo complementás todo eso con la música?
—En mi caso personal forma parte de mi búsqueda en cuanto al arte como una forma para sanar el propio dolor y dejar morir lo que tenga que morir de uno. Es así que podemos renacer en una mejor versión y aprender a ver el lado luminoso de la vida, integrando también a la sombra pero sin que nos consuma o saque lo peor de nosotros mismos. Observando la oscuridad, y en los ritos que existen en tocar música o escribir, uno puede exorcizar las ataduras con los mandatos o las heridas del pasado. Creo que Udyat es parte de esta búsqueda, y mi rol en la banda es aportar desde el sonido de la guitarra y mis gritos un eco de esa pequeña transmutación.

REDES.
Instagram: @udyatbahiablanca. Spotify: Udyat. Bandcamp: www.udyat.bandcamp.com
Share on Google Plus

About José María Marcos (Editor)

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment