NOTICIAS: AGENCIA DIB

Matrimonios y cortes de luz

Esto No Está Chequeado | #FiccionesEzeicenses | Por Torosaurio

De por sí, la vida trae sorpresas, pero cuando no hay luz las sorpresas son más embarazosas. Eso es lo que literalmente le pasó a la pareja de Adalberto Flores y Magalí Ludueña, de Villa Golf. Magalí quedó embarazada en medio de una fuerte racha de cortes de energía (bien sabemos que cuando la oscuridad planta bandera, no hay mucho con qué entretenerse). A los nueve meses nació Hernancito Flores, un pibe que, conforme pasaban los años, se parecía cada vez más a don Francisco, verdulero de la esquina. Llegó un momento en que Adalberto no pudo más con su duda, y fue a aclarar los tantos con don Francisco. El verdulero aseguró que jamás tocaría “ni con un rayo láser” a Magalí y que en veinte años de casado nunca había engañado a su mujer, Sonia, con quien había tenido a Humbertito, un maravilloso pibe que (ahora que lo notaba) se parecía bastante a Adalberto. Una sombra de confusión cayó sobre ambos matrimonios, que no podían creer lo que les tocaba vivir. ¿Habrían sido tan bestias de confundirse de pareja en medio de la racha de cortes de luz? La noticia recorrió el distrito. No había bar, esquina, boliche, sociedad de fomento, centro de jubilados ni iglesia que no hablara del extraño caso de los swingers involuntarios. Semejantes comentarios dispararon las ventas de linternas y grupos electrógenos, cosa de prevenir futuros accidentes. Los piratas de turno aprovecharon a justificar sus deslices con la excusa de que “estaba oscuro, no se veía nada”. En eso, una enfermera con un fuerte síndrome culposo se contactó con los matrimonios para revelarles una sombría verdad: el día que Hernancito y Humbertito nacieron en el Hospital, hubo un corte de luz en la sala de maternidad. Ante tal situación, las enfermeras repartieron a los neonatos de forma imprecisa. “Más o menos” fueron las exactas palabras. Los matrimonios eligieron no complicarse la vida con análisis de ADN ni nada parecido, y no volvieron a hablar del asunto. Después de todo, ya estaban acostumbrados a tener los chicos que tenían, y habían aprendido que las noches oscuras son para todo, menos para la pasión.

Esto No Está Chequeado | Sección no basada en hechos reales | Cualquier semejanza con la realidad es mala puntería | Contacto: soytorosaurio@gmail.com
Share on Google Plus

About José María Marcos (Editor)

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment