Coordinan una campaña contra la resistencia antimicrobiana en la Argentina

Los ministerios de Salud y Agroindustria trabajan en estrategias de control de esta problemática mundial que compromete la prevención y tratamiento de un número cada vez mayor de infecciones, provocando enfermedades más largas y más muertes. 

Los ministerios de Salud y de Agroindustria trabajan juntos en estrategias de control de la resistencia antimicrobiana (RAM), una problemática mundial que compromete la prevención y tratamiento de un número cada vez mayor de infecciones, provocando enfermedades más largas y más muertes. Una lista con doce familias de bacterias resistentes a los antibióticos, muchas de ellas letales, fue publicada hoy por la Organización Mundial de la Salud (OMS) con el fin de impulsar a los sectores público y privado a generar investigación y desarrollo en nuevos tratamientos para frenar el impacto de las enfermedades que éstas generan. La lista de "patógenos prioritarios", que se divide en tres categorías según la urgencia, es encabezada por las "bacterias multirresistentes que son especialmente peligrosas en hospitales, residencias de ancianos y entre los pacientes que necesitan ser atendidos con dispositivos como ventiladores (respirador artificial) y catéteres intravenosos", informó la OMS en un comunicado. En septiembre pasado el ministro de Salud, Jorge Lemus, afirmó en una reunión de Naciones Unidas que "Argentina tiene un fuerte compromiso con el mundo para colaborar en el retraso e impedimento de la emergencia y diseminación de microorganismos resistentes, y en ese marco, el ministerio de Salud argentino ha creado la Comisión Nacional para el Control de la Resistencia Antimicrobiana". Este organismo se encarga de la regulación y fiscalización de la comercialización de antimicrobianos; promueve el consumo racional y prudente de estos; y la detección precoz y control de las infecciones en hospitales y establecimientos agropecuarios. Lemus explicó que la cartera sanitaria junto al ministerio de Agroindustria llevan adelante la estrategia argentina para el control de la resistencia antimicrobiana que participa de tres redes de vigilancia; la Whonet, el Sireva y el Provsag. "Actualmente esta red está integrada por 96 hospitales de todas las jurisdicciones del país, cuentan con procedimientos estandarizados de laboratorios y programas de calidad internos y externos", indicó el ministro, al tiempo que agregó que "la vigilancia de la resistencia antimicrobiana en la salud animal y la producción agroalimentaria se hace a través del Senasa, con la cooperación del Anlis, INTA y las facultades de veterinaria". "Argentina estudia un programa de vigilancia del uso de antimicrobianos que integre las distintas fuentes de información existentes, tanto públicas como privadas, y el diseño e implementación de guías para el uso adecuado de los antimicrobianos, así como el desarrollo de Tecnologías de la Información y Comunicación para la difusión oportuna de resultados y recomendaciones destinadas a los distintos actores involucrados en el uso de estos medicamentos y la población general", completó. La resistencia a los antimicrobianos se ha convertido en una amenaza real para la salud mundial, ya que muchas infecciones comunes se están volviendo resistentes a los medicamentos antimicrobianos utilizados para su tratamiento, generando enfermedad y muertes. Sumado a la vacancia de nuevos fármacos antimicrobianos, especialmente los antibióticos, que profundizan este complejo escenario sanitario.
Share on Google Plus

About La Palabra de Ezeiza

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment