Pasión por el teatro

Dirigido por el profesor Juan Zárate, continuará trabajando durante la temporada estival el grupo de teatro en la Casa de la Cultura de José María Ezeiza. Los que quieran sumarse al grupo pueden hacerlo los viernes a las 19.30 en Berutti 231. "Es una actividad muy gratificante", sostuvo Zárate, mientras que uno de los actores, Osvaldo Belardi, destacó que "el teatro es modificador para la sociedad. Te hace ver las cosas de otra manera y permite sacar las cosas que uno tiene escondidas".
Si bien el grupo no es numeroso —está compuesto por una decena de personas—, cada nuevo integrante es recibido cordialmente: "Trabajamos muy democráticamente y el buen humor del grupo se nota sobre el escenario". Desde su creación, hace 4 años, el grupo interpretó diversas obras como "Astucia femenina", "A todas luces", "El intendente Belleza", "En el aire" y "Criaturas". También llevaron a cabo una clase abierta e improvisaciones durante el 25º aniversario de la Casa de la Cultura, efectuado el 11 de septiembre pasado.
Formado con profesores de la talla de Norman Briski y Juan Lucesole, Juan Zárate se nutrió tomando cursos actorales en la Escuela Argentina de Mimo y de clown, en donde aprendió los secretos de las improvisaciones. "Con el correr de los años me fui dando cuenta lo bien que me hacía realizar actuaciones y al poco tiempo que me integré al grupo, me designaron director. Quiero destacar que todos colaboran, ya que para hacer las presentaciones hay que batallar mucho para vender las entradas. También armamos el escenario y los telones", manifestó Zárate, para luego añadir: "el único requisito para sumarse al grupo es ser socio de la Casa de la Cultura en donde hay que abonar solamente un peso por mes".
Lorena Escobar, de 28 años, es la más nueva en el grupo: "estuve en otros grupos y después que fui a ver la obra en noviembre pasado, me enganché otra vez". La más chica es Carla Michelucci, de 16 años: "empecé en el 2004 en el colegio. Luego me interesó y quise aprender. Mi primera actuación fue en "A todas luces". Actuar me da mucho placer".
De profesión bancario, Osvaldo Belardi —de 38 años—, atiende al público en el Banco Provincia de Ezeiza y está en el grupo de teatro desde hace 4 años: "el teatro es modificador para la sociedad, se pueden encontrar los sentimientos y permite sacar cosas que uno tiene escondidas. A mí me modificó completamente". Con una juvenil vitalidad, María Emilia Rodríguez, de 68 años, indicó que el teatro para ella "es descargar emociones y compartirlas. Hay mucho compañerismo y todos participamos. A pesar de la diferencia de edad, nos llevamos bárbaro".
Gonzalo Paz, de 24 años, comentó que "mi primer contacto con el teatro fue como taller en el colegio. Cuando llegué al grupo me integraron enseguida. Lo hago principalmente para que no se duerma el niño que uno tiene adentro. Además, ayuda a encarar los problemas y la vida en general". Para Edgardo Pietrobelli, "lo importante es el grupo".
Por su parte, Telémaco Wentinck, expresó que "lo mío fue atípico, ya que mi esposa Zulema me decía lo bueno que era actuar, pero mi acercamiento fue para colaborar en la parte técnica y de golpe me metí en la actuación. Cuando vengo al grupo me desenchufo y me abstraigo del mundo. Hacer teatro me desarrolló la imaginación". Wentinck se destacó haciendo el monólogo del "Intendente Belleza.2, que trata sobre la historia del jefe comunal de un pueblo chico de campo, denominado Piedra Chata. Su esposa, Zulema señaló que "desde chica me gustó el teatro, aunque en mi casa me decían que iba a perder el tiempo. El teatro desestructura, y está bueno para flexibilizar nuestras posturas. Además sirve para calmar la ansiedad". Al grupo asiste también Marta Díaz.
Share on Google Plus

About La Palabra de Ezeiza

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment