NOTICIAS | AGENCIA DIB

La Palabra de Ezeiza | Mayo de 2024

Director, editor y propietario: José María Marcos | Tucumán 142 | JM Ezeiza (CP 1804) | 011-4232-6274 (9 a 14) | ezeizaediciones@yahoo.com.ar | 11-2338-2539 (wasap)

EN DEFENSA DE LA EDUCACIÓN PÚBLICA | Nuevas viejas defraudaciones

Con un amplia participación, el martes 23 de abril de 2023 se llevó a cabo la Marcha Federal Universitaria. 

Escribe: Juan Carlos Ramírez Leiva | Junta de Estudios Históricos de Ezeiza


Las ideas socialmente dominantes en la década de 1990 tendieron a hacernos creer que, por tener relaciones carnales con un imperio, nuestro país se transformaría en imperialista y pasaría a integrar el ansiado Primer Mundo. En tanto, se llevaban adelante brutales transferencias de ingresos que empobrecieron materialmente nuestras vidas a la par que nos agotaron espiritualmente. Entre las políticas empleadas con tal fin se utilizaron el anular las utopías. 
Hoy ha retornado con fuerza el pensamiento mágico y se engaña a los jóvenes haciéndoles creer que en una treintena de años, cuando ya no sean jóvenes y los adultos mayores de hoy ya no existan, vivirán en un paraíso que los poseedores de las grandes riquezas crearan para ellos. Están convencidos de que ni el trabajo es el camino, ni los estudios son las herramientas. Adoradores de influencers a sueldos del capital financiero, sólo confían en TikTok como fuente de información y formación.
La escuela, como institución, sirve tanto para reproducir las condiciones sociales de la sociedad en un porvenir como también para transformarla. Hoy clamamos por retomar valores que desde el Estado no hemos enseñado; que los jefes de familia han abandonado; y en los que los jóvenes no creen. Nostalgiosos del pasado adhirieron a la leyenda que encuentra Dorothy en la entrada del castillo de la bruja en el Mago de Oz: “Yo que tú, desandaba lo andado”.
Suena lógico que si el camino transitado no nos condujo a lo ansiado por la sociedad, un importante sector de esta decidiera volver sobre sus pasos. Nuevos políticos jugaron con esta idea y nos bombardearon con promesas de cambios mágicos: en el futuro —cuando este ya haya pasado— se vivirá ejerciendo derechos a la salud, educación, recreación y lo que el nuevo creyente desee; incluso, dispondrán de dólares (con valor uno a uno), y lideraremos otro Nuevo Orden Mundial: el Mundo Libertario. Mientras tanto, disfrutamos las fotos de cómo el líder maneja una Testarossa eléctrica y es calificado apto para manejar aviones de combate, estacionados en una pista (Hegel y Marx sonríen mefistofélicamente).
Tanto el filósofo alemán Johann C. Schiller como J.G. Fichte dejaron sentado hace doscientos años que en el presente convergen las líneas del desarrollo histórico y que toda época es encarnación concreta de una idea. Estas pueden ser pautas para pensar y encauzar nuestro tiempo. No podemos volver hacia atrás y reproducir las condiciones sociales del pasado; la vida no es un laboratorio ni la historia es cíclica, es dialéctica. Parece que estamos decididos a retomar caminos que parecieron adecuados para otra sociedad que transitó el mismo espacio pero no nuestro tiempo. Trabajadores sin derechos, regulaciones ni certezas que permitan vivir y pensar en familia: sin niños con derecho y obligación de estudiar.
Nuestro presente nos exige dejar de sufrir melancolías por “pasados gloriosos” que sólo beneficiaron a familias de la élite dominante y a una burguesía pequeña-pequeña, mientras que el resto del ejido social tuvo que levantar ollas populares, salir a las calles y morir para que los que les siguieron, pudieran construir esta sociedad, que aún lucha por la distribución más equitativa de los ingresos.
En “Un mundo feliz” (Aldous Huxley, 1932) se presenta una distopía que anticipa el manejo social de las emociones por medio de drogas combinadas. Hoy esas drogas son las redes sociales y los medios de comunicación, sumadas a las tradicionales: ignorancia, pereza.
Decía Moreno, el Mariano, que: “Si los pueblos no se ilustran, si no se vulgarizan sus derechos, si cada hombre no conoce lo que vale, lo que puede y lo que se le debe, nuevas ilusiones sucederán a las antiguas, y después de vacilar algún tiempo entre mil incertidumbres, será tal vez nuestra suerte mudar de tiranos sin destruir la tiranía”. Tratemos de evitar nuevas defraudaciones, las que ahora vienen de la mano de un flautista que no es de Hamelín ni de Anillaco. 



Share on Google Plus

About José María Marcos (Editor)

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment

www.lapalabradeezeiza.com.ar | Registro DNDA en trámite | Director, editor y propietario: José María Marcos | Tucumán 142 | José María Ezeiza (CP 1804) | 011-4232-6274 (9 a 13) | ezeizaediciones@yahoo.com.ar | Whatsapp: 11-2338-2539