NOTICIAS | AGENCIA DIB

La Palabra de Ezeiza | Abril de 2024

Director, editor y propietario: José María Marcos | Tucumán 142 | JM Ezeiza (CP 1804) | 011-4232-6274 (9 a 14) | ezeizaediciones@yahoo.com.ar | 11-2338-2539 (wasap)

La historia de Poncho Negro

Por Carlos Renoldi | Esto No Está Chequeado | Ilustración: Digital Snatch | #FiccionesEzeicenses


El gaucho Poncho Negro había sido liberado después de cumplir su condena en la cárcel de Ezeiza por abusos reiterados. Era un hombre agresivo, bebedor y pendenciero, de gran estatura, al que todos temían. Con el fin de reintegrarlo a la sociedad, le habían dado trabajo en el Club de Ezeiza como ayudante de mantenimiento.
Una tarde, mientras entraba al club, vi al individuo atacando a mi novia. 
—¡Eh, qué estás haciendo, maldito! —le grité, y Poncho salió por el portón de la calle Vicente López.
Uno de sus compañeros se interpuso en mi camino para detenerme y darle tiempo a su huida. Le di un empujón y seguí la persecución.
En el trayecto me topé con dos machetes, de esos que se utilizaban para la poda. No sé a quién pertenecían. Los tomé y continué la marcha.
Perdí de vista al malhechor. Conociendo sus rutinas, fui hasta El Kibón, donde solía reunirse con los amigos. Entré al local, con un machete en cada mano. 
—¿Poncho pasó por aquí?
Ellos se miraron entre sí. Uno dijo: 
—Parece que el Rubito se enfadó.
Todos se rieron y prosiguieron con la partida de truco.
Salí de nuevo por la 205. Parado a un costado de la ruta en el Puente La Trocha, lo vi distraído. Oscurecía. Me acerqué por detrás. 
Cuando estaba a un metro y medio, le grité: 
—¡Poncho!
Se dio vuelta. Sin darle tiempo a nada, le propiné un machetazo y le hice un gran corte, justo a la altura del corazón. Se agarró el pecho mirándome con los ojos en llamas. 
Antes de que pudiera reaccionar, con el otro machete le asesté un nuevo golpe, hiriendo su hombro derecho. 
Cruzó sus brazos. Me miró, feroz, bravo. Giró y me dio la espalda. Comenzó a caminar hacia el interior del barrio. 
Tambaleándose como un borracho, nadie notaba que estaba herido. Yo lo observaba, satisfecho con la venganza.
Uno de los municipales que barría la calle lo saludó y le preguntó: 
—¿Qué hacés, Poncho?
—Aquí ando, haciéndome cada vez más famoso. Parece que El Rubito me está soñando para sacarme en el diario —respondió Poncho, entre risas.

Esto No Está Chequeado | Sección no basada en hechos reales | Cualquier semejanza con la realidad es mala puntería | Contacto: ezeizaediciones@yahoo.com.ar
Share on Google Plus

About José María Marcos (Editor)

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment

www.lapalabradeezeiza.com.ar | Registro DNDA: 46122001 | Director, editor y propietario: José María Marcos | Tucumán 142 | José María Ezeiza (CP 1804) | 011-4232-6274 (9 a 13) | ezeizaediciones@yahoo.com.ar | Whatsapp: 11-2338-2539