NOTICIAS | AGENCIA DIB

La Palabra de Ezeiza | Mayo de 2024

Director, editor y propietario: José María Marcos | Tucumán 142 | JM Ezeiza (CP 1804) | 011-4232-6274 (9 a 14) | ezeizaediciones@yahoo.com.ar | 11-2338-2539 (wasap)

La musa prohibida

Por Sofía Parcesepe | Esto No Está Chequeado | Ilustración: Digital Snatch | #FiccionesEzeicenses


Si usted se encuentra en la Plaza Manuel Belgrano y desea comer la musa prohibida primero debe asegurarse de que no haya nadie a su alrededor. Mire hacia la derecha y, luego, hacia la izquierda. Levante su visión y corrobore que no haya nadie parado en un árbol mirándolo o desde un balcón de algún edificio Una vez constatado, busque un banco alejado para sentarse, es fundamental que no ingiera el fruto dorado si se encuentra de pie. 
Ya seleccionado el lugar siéntese de manera relajada y cómoda; mire a la izquierda, y después, a la derecha y, con mucho cuidado, posicione la mochila, cartera o bolsa sobre sus cuádriceps para poder abrirla. Debe hacerlo de manera lenta y cuidadosa. Ingrese su mano dentro y comience a extraer la fruta satánica. Perciba su color, su rugosidad y temperatura. Si es morena corra rápidamente hacia el primer cesto de basura y arrójela allí con violencia. No ingiera una fruta madura, evite ser juzgado. En cambio, si su exterior es verde o azafranado brillante será rica y estará repleta de vitaminas. Acerque la musa satánica a sus ojos y déjese cautivar por su silueta curva. Perciba el aroma agradable de una fruta en buen estado, su cerebro se activará de manera inmediata. Sienta en sus manos la suave rugosidad de la cáscara y comience lentamente a desnudar la musa almidonada de su envoltorio natural. Lo recomendable es hacerlo de manera cuidadosa para que no se parta. Tómese su tiempo pero siempre observando que nadie lo esté viendo realizar esos movimientos suaves. 
Ya despojada de su cáscara rompa la curvatura de a pedacitos de tres a cinco centímetros, ni más ni menos, ya que es el bocado ideal. No es recomendable comerla entera sin cortar, no querrá perder la poca dignidad que le queda. Ingiera un bocado y perciba como baila en su paladar el almidón junto a la dulzura dorada. Cada vez que vaya a ingresar a su cavidad bucal un nuevo bocado recuerde, aunque a esta altura ya debe haberlo comprendido, mirar a su alrededor. A la derecha, a la izquierda; arriba de los árboles y debajo de los asientos. Siempre hay alguien observándolo mientras come una banana.

Esto No Está Chequeado | Sección no basada en hechos reales | Cualquier semejanza con la realidad es mala puntería | Contacto: ezeizaediciones@yahoo.com.ar
Share on Google Plus

About José María Marcos (Editor)

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment

www.lapalabradeezeiza.com.ar | Registro DNDA 46122001 | Director, editor y propietario: José María Marcos | Tucumán 142 | José María Ezeiza (CP 1804) | 011-4232-6274 (9 a 13) | ezeizaediciones@yahoo.com.ar | Whatsapp: 11-2338-2539