NOTICIAS | AGENCIA DIB

La Palabra de Ezeiza | Septiembre de 2022

Director, editor y propietario: José María Marcos | Tucumán 142 | JM Ezeiza (CP 1804) | 011-4232-6274 (9 a 14) | ezeizaediciones@yahoo.com.ar | 11-2338-2539 (wasap)

La mirada interior

Por Míster Afro | Esto No Está Chequeado | Ilustración: Digital Snatch | #FiccionesEzeicenses


Atento a un rumor oído en Villa Guillermina, anduve de excursión por el arroyo Ingeniero Rossi. Escuchado en boca de un vecino que cura el mal de ojo, en una casa que queda sobre la calle San Lorenzo, el chisme indica una posibilidad del orden de lo absurdo y, quizá por este motivo, me metí en la travesía. 
Dice la fábula que debajo del agua existe un mundo como el nuestro, una ciudad idéntica pero espejada. Es decir: todo lo que ocurre aquí, en nuestra realidad cotidiana con los picaditos en los potreros, las peñas folklóricas, la feria de la Trocha, el paso de los aviones, lo que sea, sucede también del otro lado, y cuando enfrentamos la superficie, no accedemos a un simple reflejo de nuestra cara, sino a otra persona idéntica que se encuentra sumergida. 
Detrás de este disparate, un impulso me llevó al Rossi hace un par de semanas. Llegué en bici al Pincufi (como muchos llaman al cauce, aunque nadie sepa bien por qué) y recorrí a pie el tramo que se ubica entre la ruta 205 y la calle Tucumán.
Me acerqué al borde superando barro y pastizales. Apenas me asomé, apareció mi frente, los rulos, y de fondo, un pedazo de cielo, nublado, en una versión ocre. Guiñé un ojo, sonreí, moví la cabeza como un péndulo, y mi doble imitó cada detalle. Seguí haciendo morisquetas esperando que la imagen hiciera algo distinto, y de a poco, advertí que era la primera vez que me miraba, que era testigo de mi interior, que buceaba en mis emociones más profundas.
Un grupo de perros callejeros me sacó del trance. Sus ladridos y gruñidos hicieron que trastabillara, casi caigo, y decidí huir en mi rodado. En sincro, el otro escapó amenazado por un grupo de mastines de la lluvia.
Volví a casa con una sensación inquietante. Aquella noche dormí mal y desde entonces sigo rogando descansar sin inundarme de sueños marrones. Durante el día esquivo charquitos, alcantarillas, zanjas. Temo que estén conectados con el Pincufi. Siento que una sombra vino conmigo aquella tarde y algo mío se perdió en el instante que apareció la jauría. 
Alguien, allá abajo, está preocupado y ahora escribe un relato similar a este. Desea alivianar el extrañamiento que contrajo el día en que se le ocurrió abismarse en el arroyo, tras la vana ilusión de encontrarse consigo mismo.

Esto No Está Chequeado | Sección no basada en hechos reales | Cualquier semejanza con la realidad es mala puntería | Contacto: ezeizaediciones@yahoo.com.ar
Share on Google Plus

About José María Marcos (Editor)

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment