NOTICIAS | AGENCIA DIB

La Palabra de Ezeiza | Agosto de 2022

Director, editor y propietario: José María Marcos | Tucumán 142 | JM Ezeiza (CP 1804) | 011-4232-6274 (9 a 14) | ezeizaediciones@yahoo.com.ar | 11-2338-2539 (wasap)

¡Poné “La cumparsita”!

Por Torosaurio | Esto No Está Chequeado | Ilustración: Digital Snatch | #FiccionesEzeicenses


Virgilio y Ofelia veneraban, respiraban, transpiraban y almorzaban tango. Oriundos de La Boca, habían aprendido los pasos del 2x4 antes de articular sus primeras palabras. En los 70 y los 80 le sacaron lustre a los escenarios más destacados de Capital. Hasta el legendario bailarín Alejandro Copes amenazó con abandonar el tango luego de presenciar una actuación del matrimonio de Virgilio y Ofelia. En 2021, ya retirados, se mudaron a José María Ezeiza. Entablaron amistad con vecinos y se dedicaron a la vida provinciana. Pero, al asistir a fiestas de casamiento, bautismos y cumpleaños, Virgilio y Ofelia sufrían con las modernas danzas electrónicas. Era indignante ver esos muñecos de quebracho moviéndose convulsivamente como manejados por un titiritero borracho. En una fiesta postcomunión se acercaron al DJ para pedirle La cumparsita. El insolente respondió con una carcajada. Se dijeron a sí mismos que aquella sería la última vez que los humillaban. En el siguiente festejo (un post Bar Mitzvah), Virgilio y Ofelia volvieron a acercarse al DJ, casualmente el mismo irrespetuoso de la última vez. Reiteraron su pedido. Otra carcajada. Virgilio abrió disimuladamente su saco y le mostró al DJ un cartucho de dinamita atado a un reloj. “Haceme caso o somos todos boleta”, advirtió Ofelia. Temblando cual chihuahua, el DJ puso La cumparsita. Los invitados se extrañaron al escuchar los acordes del clásico. Enseguida quedaron obnubilados ante el despliegue coreográfico de Virgilio y Ofelia. Al terminar la pieza, la satisfecha pareja se despidió entre aplausos. El DJ aprovechó para llamar a la policía. Se organizó una búsqueda, pero Virgilio y Ofelia habían desaparecido del barrio y, al parecer, del distrito. A la publicación de este escrito, nadie sabe dónde están. En los suburbios se comenta que, satisfechos por su último baile, pasaron a un retiro clandestino. Mientras, los disc-jockeys de Ezeiza cuidan de tener a mano un tango y una salida de emergencia. No vaya a ser que el próximo jueves se transformen en una explosiva noticia de este semanario.

Esto No Está Chequeado | Sección no basada en hechos reales | Cualquier semejanza con la realidad es mala puntería | Contacto: ezeizaediciones@yahoo.com.ar
Share on Google Plus

About José María Marcos (Editor)

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment