NOTICIAS | AGENCIA DIB

La Palabra de Ezeiza | Enero de 2022

Director, editor y propietario: José María Marcos | Tucumán 142 | JM Ezeiza (CP 1804) | 011-4232-6274 (9 a 14) | ezeizaediciones@yahoo.com.ar | 11-2338-2539 (wasap)

Mi nieto es una estrella

Por Míster Afro | Esto No Está Chequeado | Ilustración: Digital Snatch | #FiccionesEzeicenses


El arribo de la Navidad me llena de expectativas y ansiedad, especialmente por la posibilidad de participar en un pesebre viviente. Debe ser porque, recién nacido, interpreté el papel de Niño Jesús, aunque, en verdad, no recuerdo demasiado de aquel momento que forjó mi carácter y la frase de la abuela Achebe: “Mi nieto es una estrella”. Tengo, sí, los testimonios de mamá y la abu, quienes me regalaron una foto en la que, presuntamente, soy el bulto que sostiene una María de túnica rosa, con apenas trece o catorce años, acompañada, frente a la pared del Club Ezeiza, por un José de igual edad, con barba postiza, bata marrón y un símbolo de la paz en el pecho, que lo hace ver como un hippie. La foto, a lo largo del tiempo, me ha provocado distintos sentimientos. La primera vez que la vi me entraron dudas existenciales: no podía aceptar que ese muñeco fuera yo. O peor, sentía que, de bebé, era un mini maniquí que, por alguna extraña alquimia, se transformó en un ser humano, como sucede en la historia de Pinocho. Desde aquel entonces siento piedad por los cientos de peladitos marca Yoly Bell, esos que proliferaban en los hogares y que terminaban sucios y abandonados en algún rincón de la casa. Se me pone la piel de plástico cuando vislumbro, a través de esta instantánea, que a veces somos monigotes del destino. Con el correr del almanaque, aprendí a reconciliarme con la fotografía y, ahora, la guardo como un tesoro, gracias a que en tercer grado fui convocado para actuar de pastorcito en la Parroquia Del Valle. Otra Nochebuena fui Rey Mago, y con corona plateada y toga dorada, saboreé la gloria. Mi ascenso parecía no detenerse y alcancé cierta popularidad como Ángel, un rol que hizo llorar a mi abuela, quien volvió a repetir la sentencia: “Mi nieto es una estrella”. No estaba preparado para que, al año siguiente, me propusieran ser un burro, y luego, uno de los camellos y, en lo peor de mi carrera, el pato del estanque. Cuando mi fe tambaleaba y estaba por abandonar el mundo de las representaciones bíblicas, me mostraron la vestimenta de mi próximo trabajo y entendí, por fin, las palabras de la visionaria abuela Achebe. El traje de Estrella de Belén es el que mejor me hace brillar en estas fiestas.

Esto No Está Chequeado | Sección no basada en hechos reales | Cualquier semejanza con la realidad es mala puntería | Contacto: ezeizaediciones@yahoo.com.ar
Share on Google Plus

About José María Marcos (Editor)

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment