NOTICIAS | AGENCIA DIB

La Palabra de Ezeiza | Noviembre de 2021

Director, editor y propietario: José María Marcos | Tucumán 142 | JM Ezeiza (CP 1804) | 011-4232-6274 (9 a 14) | ezeizaediciones@yahoo.com.ar | 11-2338-2539 (wasap)

Las enseñanzas de Abdala

Por Míster Afro | Esto No Está Chequeado | Ilustración: Digital Snatch | #FiccionesEzeicenses


Formaba parte de una larga fila en la vereda de Panadería Arruiz. Charlaba bajo el sol con mi amigo Pancho Rodríguez sobre la enorme tradición de buenos guitarreros argentinos, cuando, de pronto, se detuvo el tradicionalista y payador Eusebio Benítez y se metió en la conversación:
—¡Conozco un montón de anécdotas! ¡Son para un picnic!
—Te escuchamos, Benítez —dijimos a coro.
—Los guitarristas de antes hacían muchos picnics en los Bosques de Ezeiza —retomó Eusebio—. El Árabe Abdala era uno de los impulsores. Con tres o cuatro acordes, armaba un revuelo bárbaro. La gente deliraba en el fogón. 
—¿Tan bueno era? —quiso saber Pancho.
—Era tan malo que siempre lo querían tirar al fuego.
—¡Pobre tipo! —exclamamos varios, plasmando una involuntaria quinta disminuida.
—No tanto —aclaró Benítez—. El Árabe empezaba a darle a la labia y los iba distrayendo, hasta que zafaba, como sucede cuando hay líos en los harenes. O como en Las mil y una noches, donde el Sultán le perdona la vida a doña Sherezade, porque le gustan sus chismes.
—¿Qué contaba Abdala, por ejemplo? —le pregunté.
—Entre desafinada y desafinada, decía que el diseño de la guitarra es una evolución de la chítara romana, y que el mundo le debía mucho a los árabes, porque eran mujeriegos...
—Querrá decir “la cítara romana”. ¡Y no todos los árabes son así! Está muy mal generalizar —lo corrigió una docente jubilada.
—La cítara es griega, señora —respondió Benítez—. La palabra castellana “guitarra” viene del árabe “gitara”. Tanto “gitara” como “chítara” vienen de “cítara”.
—La guita es lo que falta en estos tiempos —acotó Pancho, acomodándose la gorra.
Sin inmutarse, Benítez prosiguió:
—Después del derrumbe de los romanos, los árabes desparramaron muchos vocablos griegos. Nos dejaron los términos “acelga”, “atún”, “azúcar, “calibre” y “talismán”. También crearon el laúd, el tambor y hasta la matraca.
—¿La matraca? —pregunté.
—Claro, la caída del imperio romano hizo mucho ruido —señaló el payador Eusebio Benítez y cuando quisimos preguntarle algo más ya lo estaban atendiendo primero que a todos nosotros. 
En un santiamén salió con un kilo de pan y una docena de facturas en una bolsita y, al pasar, nos dijo:
—Algo aprendí del Árabe Abdala: lo importante es saber entretener y huir a tiempo. 
Cuando íbamos a quejarnos, Benítez apuró el paso por Ramos Mejía y dobló en la esquina. Después de mirarnos un rato con Pancho, sólo pudimos dedicarle un cerrado aplauso. En tiempos donde no es fácil desplegar el talento, hay gente que siempre sabe cómo encontrar un atajo.

Esto No Está Chequeado | Sección no basada en hechos reales | Cualquier semejanza con la realidad es mala puntería | Contacto: ezeizaediciones@yahoo.com.ar
Share on Google Plus

About José María Marcos (Editor)

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment