NOTICIAS | AGENCIA DIB

La Palabra de Ezeiza | Octubre de 2021

Director, editor y propietario: José María Marcos | Tucumán 142 | JM Ezeiza (CP 1804) | 011-4232-6274 (9 a 14) | ezeizaediciones@yahoo.com.ar | 11-2338-2539 (wasap)

Un sueño llamado Qatar 2022

Por Míster Afro | Esto No Está Chequeado | Ilustración: Digital Snatch | #FiccionesEzeicenses


Hace pocos días se presentó en nuestra redacción un amigo de Hugo Panza. Dijo llamarse Harry Toshiba. Llegó con una tele 20 pulgadas de tubo.
—Cada tanto tengo que llevarla a Panza Hermanos para un service —dijo Harry, luego de apoyar el aparato sobre el escritorio de entrada—. Huguito me dice que la done a la Junta de Estudios Históricos o al Museo de Suárez, y que me compre una nueva. Pero no puedo desprenderme: esta tele adivina el futuro. 
Esa mañana conversábamos sobre las Eliminatorias Qatar 2022, con Carlos Condenanza, el contador Pintos, Beto y el director Marcos.
—¿Cómo funciona? —preguntó Marcos, en tono neutro.
—Es muy sencillo —respondió Harry—. Una vez encendida, hay que empezar a cambiar los canales —agregó y sacó un control remoto del bolsillo del saco—. Para tener algún resultado, todos deben hacer la misma pregunta. 
—¿Podemos saber cómo va a salir Argentina en la próxima Copa Mundial de Fútbol? —lanzó Condenanza.
—¿Todos quieren saber?
—Sí —dijimos al unísono.
Trajimos un alargue y Toshiba prendió la tele. Estuvimos como diez minutos viendo estática. La ilusión estaba dando paso a una enorme desazón cuando apareció Messi levantando la Copa, al tiempo que Scaloni lloraba con las manos en la cara. 
La oficina se embriagó de los sonidos de un estadio, con cánticos, euforia y la voz de un relator afirmando que, con la ayuda de Dios, volvíamos a ser campeones del mundo. En la tele se fundían Diego y Lionel levantando la Copa. En el punto más alto de nuestra entrevero con el éxtasis del futuro, regresaron las interferencias y el hechizo se evaporó.
—Certificado: ¡Argentina será el campeón de Qatar 2022! —remarcó Harry.
—¡¿Podemos ver la final entera?! —preguntó Carlos, recontramanijeado. 
—Algún gol, quizá —señaló Toshiba y pidió que nos tomáramos de las manos
Volvimos a encender la tevé. Las imágenes no tardaron en regresar. Cuando Messi se acomodaba para patear un tiro libre, el tubo largó cientos de chispas y salió una bocanada de humo.
—Una pena, muchachos. Otro día probamos. Me voy a lo de Huguito para que lo arregle —comentó Harry y se marchó a la velocidad de un rayo catódico.
En la redacción nos quedamos aturdidos, con papelitos en los ojos, con bombos y vuvuzelas en los oídos, y nos animamos a cantar, primero tímidos, luego eufóricos, el clásico “Dale, campeón”, unidos en una tribuna eterna, dentro de un sueño redondo.

Esto No Está Chequeado | Sección no basada en hechos reales | Cualquier semejanza con la realidad es mala puntería | Contacto: ezeizaediciones@yahoo.com.ar
Share on Google Plus

About José María Marcos (Editor)

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment