NOTICIAS | AGENCIA DIB

La Palabra de Ezeiza | Julio de 2021

Director, editor y propietario: José María Marcos | Tucumán 142 | JM Ezeiza (CP 1804) | 011-4232-6274 (9 a 14) | ezeizaediciones@yahoo.com.ar | 11-2338-2539 (wasap)

Lo que el viento no se llevó

Por Antonella Giménez(*) | Esto No Está Chequeado | Ilustración: Digital Snatch


En los años 60, cerca de la vieja estación de Canning, vivía una hermosa joven de 16 años. Su núcleo familiar se completaba con la madre y dos hermanos. Su padre había fallecido de una extraña enfermedad, que nadie supo explicar.
Como toda joven, estudiaba y cumplía sus deberes. Era muy aplicada y responsable.
En la escuela tenía muchos pretendientes, pero ella estaba enamorada de un joven un año menor de otro establecimiento. En el tiempo libre, ambos compartían almuerzos, risas, y disfrutaban de la mutua compañía.
Un día, el joven la invitó a tener su primera cita romántica. Le iba a proponer algo especial. Acordaron encontrarse un sábado a las seis de la tarde en el lugar que hoy conocemos como Anfiteatro de las Américas.
Seis menos diez, ella ya lo estaba esperando. Llevaba su cabello suelto y se había puesto un vestido con piedras lilas y hermosos detalles bordados, además de zapatos blancos. Lo esperó sentada, pero su enamorado nunca llegó.
Se marchó triste, con lágrimas en los ojos.
Al regresar a la casa, su madre la esperaba en la puerta y la abrazó. Mirándola a los ojos, le contó que el chico había fallecido en un accidente. Cuando lo hallaron, llevaba una rosa y una carta manuscrita para ella. 
Conmocionada, la chica se encerró en la habitación y leyó la carta, tarde tras tarde.

***

Las semanas se sucedían y ella no olvidaba a su enamorado. Una noche, luego de tanta angustia, soñó que vivía feliz con él. Lo dramático es que se obsesionó con el joven, a quien imaginaba en los sitios donde antes se habían reunido. 
Todos los días, a las seis de la tarde, se la veía en la plaza, con su vestido colorido y el corazón apenado... hasta que un día nadie más la vio...

***

Pasaron los años... y aún puedo oír cómo mi historia se sigue contando...

(*)La autora es estudiante de la Escuela Técnica Nº 1 de La Unión. Trabajó el relato con la profesora Graciela Castruccio en el marco del Concurso Buenos Aires Fantástica. 

Esto No Está Chequeado | Sección no basada en hechos reales | Cualquier semejanza con la realidad es mala puntería | Contacto: ezeizaediciones@yahoo.com.ar
Share on Google Plus

About José María Marcos (Editor)

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment