NOTICIAS | AGENCIA DIB

La Palabra de Ezeiza | Marzo de 2021

Director, editor y propietario: José María Marcos | Tucumán 142 | JM Ezeiza (CP 1804) | 011-4232-6274 (9 a 14) | ezeizaediciones@yahoo.com.ar | 11-2338-2539 (wasap)

La chatita de los Badaloni

Por José María MarcosÓleo sobre tela: “La chatita” de Alberto Vaccarezza | Esto No Está Chequeado | #FiccionesEzeicenses


Hay una pintura del artista plástico Bartolomé Vaccarezza que me cautiva. Cada vez que la miro se renueva mi curiosidad y siento que ese momento captado sigue ocurriendo día a día, gracias a los trazos de su iluminado pincel.
Cinco gallinas andan dando vueltas por ahí, buscando semillas, insectos, caracoles y lombrices entre el pasto. Concentradas, golpean rítmicamente la tierra con sus picos inquietos y certeros.
Bajo un alero de chapas descansa un carro de madera, a la espera de que algún paisano y un caballo voluntarioso se dignen a dotarlo del espejismo de la vida.
También, reposa una viajada chatita roja, original, de la época del freno a varillas, con su tradicional caja de carga. Gallarda, muestra la máscara del radiador, las ruedas y los faros, mientras oculta torceduras, raspones y otros detalles. Su discreción es leal con las innumerables aventuras vividas por los Badaloni.
Eran siete los hermanos y trabajaban junto a su padre. Se movían por Lobos y la región, visitando granjas y estancias, ejecutando diversas tareas rurales. Eran famosos por su prolijidad a la hora de confeccionar fardos de forma manual. Igual que un ballet, rastrillaban los prados y hacían crecer los montículos de paja. Enormes, los esmerados embalajes parecían tributos al cielo.
Esa mañana húmeda de verano —el instante registrado por el cuadro—, han venido a la casa de los Vaccarezza dos de los hermanos a charlar sobre distintas labores, y pronto, la chatita volverá a la huella y dejará una estela por los caminos de la provincia de Buenos Aires.
A veces, cuando paseo distraído por los fondos de Tristán Suárez y Carlos Spegazzini, creo ver a los Badaloni. El padre maneja, serio, acompañado en la cabina por uno de sus hijos, que luce el brazo en la ventanilla y la camisa arremangada. Los otros seis viajan atrás, tres llevan boina y tratan de que el viento no se las arrebate. Uno fuma.
Van apurados. Algún campo recién cosechado los espera.

Esto No Está Chequeado | Sección no basada en hechos reales | Cualquier semejanza con la realidad es mala puntería | Contacto: ezeizaediciones@yahoo.com.ar
Share on Google Plus

About José María Marcos (Editor)

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment