NOTICIAS | AGENCIA DIB

La Palabra de Ezeiza | Agosto de 2021

Director, editor y propietario: José María Marcos | Tucumán 142 | JM Ezeiza (CP 1804) | 011-4232-6274 (9 a 14) | ezeizaediciones@yahoo.com.ar | 11-2338-2539 (wasap)

Una parábola de Navidad

Por Hugo Alberto Panza (*) | Esto No Está Chequeado | Ilustración: Tomassini

Dicen que esto ocurrió hace pocos años durante las celebraciones de Navidad en un templo de Villa Guillermina, donde se congregan los fieles de la religión “X”. Y digo “X” porque con esto de la fe hay que ser cuidadoso. Muchos pueden disgustarse si no se habla bien de su congregación. La historia me la contó un testigo presencial de los acontecimientos. La máxima autoridad invitó a los presentes a dar su testimonio. Pidió hablar un hombre de barba que participaba por primera vez. Había llegado con un amigo, un tal Pedro. Ambos se sentaron bien al fondo del salón.
Cuando le dieron la palabra, el hombre se expresó de esta forma:
—Les quiero contar lo que he visto hace unos pocos días, no muy lejos de aquí. Caminaba cerca del centro de Tristán Suárez, me dirigía a una parada de colectivo sobre la 205. En la vereda, debajo de un alero frente a un local cerrado, se amontonaba una familia con sus pocas pertenencias. Habían colocado un cartel de cartón en el que se leía: “No tenemos trabajo y fuimos desalojados por no pagar el alquiler. Por favor, ayúdennos”. A su lado podía verse una canastita con unas pocas monedas. Pasó por allí el pastor de la religión “Z” y, ¿saben una cosa?, ¡no sólo no los ayudó! ¡Ni siquiera los miró!
Al escuchar esto, los fieles se miraban y comentaban: 
—¡Claro, tenía que ser de la religión “Z”! ¡Son así!
El hombre continuó tras una breve pausa:
—Luego vi pasar a una persona que conozco que va al templo de los “Y”. ¡Tampoco los ayudó!
Se escucharon comentarios del mismo estilo:
—¡Y claro! ¡Los de la religión “Y” son unos hipócritas!
—¡Qué barbaridad! ¡Tenían que ser de la “Y”!
El barbudo continuó:
—Vi pasar también a uno de la religión “X”...
Todos prestaron mucha atención esperando para ver qué buena acción había llevado adelante el que pertenecía a la congregación. 
—Y también pasó de largo... —dijo el recién llegado que daba testimonio.
Las expresiones de los fieles pasaron de la atención al fastidio. Algunos se levantaron de sus asientos y miraron de forma amenazante a los recién llegados.
El hombre continuó:
—Pasó alguien de la religión “A” y les dio dinero, alimentos y ropa.
—¡Eso es falso! —gritó uno de los feligreses. 
—¡No puede ser! —gritó otro.
—¡Usted es un mentiroso! ¡Usted ha venido a mentir! ¡Fuera de aquí, los dos!
La cosa se había puesto muy fea, y Pedro llamó a su amigo haciéndole señas para que se retiraran pronto. Mientras salían casi corriendo, recibieron algunos proyectiles lanzados por quién sabe qué fiel exaltado. Fue allí que los siguió muy de cerca la persona que me contó esta historia. Escuchó lo que se decían:
—¡Te dije que es inútil! ¡No van a entender nunca esta parábola! ¡No sé por qué insistís tanto! Un día nos van a romper la cabeza —le reclamaba Pedro a su amigo.
—¡Pedro, no seas tan escéptico! Más en diciembre cuando renacen las esperanzas. ¡Hace apenas dos mil años que lo intentamos!
—¡Es que no entienden que lo importante no es el samaritano! ¡El samaritano era un personaje para los judíos! ¡Cuando se lo explicás a estos, tenés que cambiar los personajes! ¡Para nosotros es obvio, pero se quedaron con el samaritano y no entienden nada! ¡Te dije que no había que escribirlo así! ¡Tienen la cabeza más dura que un adoquín!
—¡Pedro, ya no tenés la paciencia de antes! 
—Es verdad. Sólo vos tenés paciencia infinita.
—Vas a ver que en dos o tres mil añitos más lo van a entender.
—¡Ufff! ¡La próxima vez que te acompañe Santiago! ¡Yo ya me cansé!
—¿A ver? —dijo el barbudo, mientras miraba el Google Map en su celu—. ¡Vamos para El Jagüel! Ahí tenemos una reunión en el templo de la religión “Y”.
—¡Ufa, ufa y mil veces ufa! 

(*) Es autor del libro Cuentos (2009), integrado por las historias “La moneda mágica”, “Mariana” y “La verdadera historia de Gaspar”.

Esto No Está Chequeado | Sección no basada en hechos reales | Cualquier semejanza con la realidad es mala puntería | Contacto: ezeizaediciones@yahoo.com.ar
Share on Google Plus

About José María Marcos (Editor)

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment