NOTICIAS | AGENCIA DIB

La Palabra de Ezeiza | Temporada 2020

Director, editor y propietario: José María Marcos | Tucumán 142 | JM Ezeiza (CP 1804) | 011-4232-6274 (9 a 14) | ezeizaediciones@yahoo.com.ar | 11-2338-2539 (wasap)

Un caso de levaduritis en Guillermina

Por Antonella Corallo | Esto No Está Chequeado | Ilustración: Tomassini | #FiccionesEzeicenses
Llegué a la conclusión de que sólo se trataba de un consumo excesivo de levaduras. Si me preguntaran, no comí tanto, no desistí de hacer ejercicio y tampoco me dejaron pagando en el altar. Simplemente la levadura leudó en mi cuerpo... y generó ¡una estrepitosa porción de grasa!
Sé, por boca del médico, que tengo dos kilos de más.
—Usted está perfecta de peso.
—¿En serio, doctor?
Seguido a esto, el botón del pantalón salió volando.
Recuerdo el día en que comencé a comprar la levadura en el supermercado chino Chan Chun, del barrio Guillermina. Estaba tan barata que me dieron ganas de llevarme ochenta, y así fue.
El chino se me reía en la cara. Mis vecinos preferían comprar en el súper de French. Para mí, era caminar demasiado.
—Esa panza es de embarazada... —me dijo más de uno.
Cuando sientas incomodidad frente a estos comentarios, mencioná:
—Me diagnosticaron levaduritis.
Decilo con pena, triste, como si fueras a morir. Fruncí el ceño, pero no demasiado, no debe parecer un enojo.Seguido a esto, acariciarán tu hombro y pronunciarán muy sentidamente un...
—Lo siento.
No te asustes si tu enemigo te abraza. O si llegan a tu domicilio innumerables regalos. Aprovechá la situación y aceptalos. Poco a poco vas a ir llenando tu casa.
La mayoría aguardaba expectante un final que estaba tardando en llegar: el día en que dejasen de ver mi cara.
Algunos hasta se apresuraron a comprar ropa negra, prendas que usaban para ir a la iglesia.
En ocasiones, el sacerdote se sorprendía:
—¿Quién es el fallecido?
—Nadie, padre. Nos vestimos de negro, por las dudas.
Yo me reía.
Y llegó el bendito instante en que hicieron la pregunta:
—¿Qué es la levaduritis?
—Es una técnica muy efectiva para que dejen de joderme la vida —aseguré.
Al término de esa frase, nadie más vino a visitarme. Ahora sé cómo lidiar con los comentarios ajenos y, de paso, me divierto.
La levadura del chino me provocó algunos malestares. Terminé yendo a un hipermercado muy conocido de la zona.

(*) Asiste al Taller de Literatura y Escritura de la Municipalidad de Ezeiza. Instagram: Mil_rosass

Share on Google Plus

About José María Marcos (Editor)

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment