NOTICIAS | AGENCIA DIB

La Palabra de Ezeiza | Temporada 2020

Director, editor y propietario: José María Marcos | Tucumán 142 | JM Ezeiza (CP 1804) | 011-4232-6274 (9 a 14) | ezeizaediciones@yahoo.com.ar | 11-2338-2539 (wasap)

Me pego un tiro con una alpargata

Por Tomassini | Esto No Está Chequeado | Ilustración y texto | #FiccionesEzeicenses


Elsa Cienfuegos, vecina del Barrio ATE, es una emprendedora empedernida, ejemplo de lucha y tesón. Hace poco, en un encuentro virtual de la Asociación Emprendedores Anónimos (AEA), ella nos contó su experiencia: “Siempre fui ama de casa. Cuando quedé viuda. a los cincuenta, y ya con mis hijos grandes, decidí cambiar mi vida y comencé a ganarme unos pesitos vendiendo tortas y desayunos a mis vecinos. ¡Me iba recontrabien! ¡Había fundado la empresa El Bizcocho Feliz! Sin embargo, nada es eterno en la vida, y tuve que abandonar cuando hice una torta de diez pisos para un casamiento, y por desgracia, el pastel se derrumbó en plena fiesta, encima de la novia. No sé qué le sucedió. ¡Estaba relindo! En fin, la chica estuvo internada un mes en el Hospital de Ezeiza y casi muere asfixiada de tanta dulzura. Estos son riesgos que todos los emprendedores debemos correr. Y lo peor: me hicieron juicio, quedé en bancarrota y nadie más se anima a comprar mis tortas. ¡Estaba desesperada! En esos días, mi amiga Sol Strueddel, coaching ontológica, me mandó un email y me habló de la AEA. Fue así que, online, conocí a Gustavo Alderete, agente de bolsa con más de veinte años de experiencia. Con paciencia, él me explicó cómo podía salir adelante: aún tenía mi casa y podía obtener un suculento préstamo, hipotecándola, tras sacar de la escritura la denominación de “bien de familia”. Bajo la tutela de Alderete, comencé con diferentes estudios fundamentales. ¡Gustavo estaba fascinado con mi capacidad! Una vez que me vio preparada, me indicó cómo obtener el préstamo y dónde depositarlo para dar el gran salto de mi vida. Durante todo el verano pasado, estuve comprando y vendiendo online. Tomaba acciones en Tokio y las traspasaba en Estados Unidos. Invertía en la India, y luego, en Alemania. Estaba jugando en las grandes ligas. ¡En enero de 2020 llegué a ser la Bróker Financiera del Mes! Tengo el diploma en mi cocina. Me iba tan bien en el carry trading que ya soñaba con tener mi propia empresa financiera. ¡Mi dinero se había triplicado! Cuando todo marchaba sobre rieles el mercado internacional empezó a retraerse por el Covid-19 y mis negocios se derrumbaron, como la torta de diez pisos. Hasta Gustavo dejó de atenderme... temo por su vida ante tanta pandemia... ¡Mi hija me dice que me estafaron y que yo soy capaz de hasta pegarme un tiro con un alpargata! ¡Pobre infeliz! ¡No sabe nada de negocios! Tengo la casa hipotecada e irá a remate el año próximo, pero no me preocupo: ya estoy planeando un próximo negocio con el que pagaré todas deudas. Lorenzo Gutiérrez —un nuevo amigo que me presentó Sol Strueddel— me explicó online cómo sacar una segunda hipoteca para invertir en las acciones de una investigación 100% segura en la búsqueda de una vacuna contra el coronavirus. ¡Esta vez paso a la historia!”. Desde esta sección, ¡vaya nuestro homenaje a Elsa y a todos los emprendedores que nunca bajan los brazos!

Esto No Está Chequeado | Sección no basada en hechos reales | Cualquier semejanza con la realidad es mala puntería | Contacto: ezeizaediciones@yahoo.com.ar
Share on Google Plus

About José María Marcos (Editor)

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment