NOTICIAS | AGENCIA DIB

La Palabra de Ezeiza | Temporada 2020

Director, editor y propietario: José María Marcos | Tucumán 142 | JM Ezeiza (CP 1804) | 011-4232-6274 (9 a 14) | ezeizaediciones@yahoo.com.ar | 11-2338-2539 (wasap)

Se ofrece amigo parrandero

Por Torosaurio | Esto No Está Chequeado | Ilustración: Tomassini | #FiccionesEzeicenses


Alberto Churrúa vivía cerca de la estación de La Unión. Tenía cuarenta y tres años, ocho hijos, cinco matrimonios perdidos, mala relación con sus ex y dos úlceras estomacales, cuando su cabeza hizo clic y olió un negocio. Llegó a la conclusión de que servía para una sola cosa: la juerga. Podría profesionalizarse y, de paso, hacerse unos mangos. Con probar no perdía nada, así que se mandó a hacer unos panfletitos que exhibían su número telefónico y las siguientes frases: Vuelva a la soltería por la puerta grande: se ofrece amigo parrandero para el recién divorciado. Garantía de confianza, o le devolvemos su dinero. $10 la noche. Cabe aclarar que estamos hablando de la época del uno a uno, por lo que ese monto rendía otra cosa. Alberto fue agarrando trabajo tímidamente, pero, una vez que se corrió la voz, la pyme anduvo como un relojito. Al fin y al cabo, eran los días de la pizza con champagne. Alberto tomaba clientes a lo pavote, y los llevaba de recorrida por todos los bares de la zona. La gira recién terminaba cuando los divorciados se olvidaban de sus infortunios y empezaban a ver el vaso medio lleno, antes de bajárselo y pedir otro trago. El nombre de Alberto Churrúa se convirtió en sinónimo de “alegría y buenos negocios”, y llegó a integrar entidades de reconocido prestigio. Todo iba sobre ruedas hasta que un factor tremebundo cambió todo: Alberto se enamoró. La elegida fue Manuela Lavaigorria, moza de un bar —cuándo no— que quedaba cerca del puente de la Trocha, llamado La Biela. Entró a dedicarle más tiempo a su amada, y fue quitándole sentimiento, locura y pasión a la juerga. La empresa naufragó, y cuando los divorciados de Ezeiza se enteraron de que su amigo le había propuesto matrimonio a Manuela, le hicieron la cruz. Alberto se casó por sexta vez el Día de la Primavera. Duró poco: el 23 de octubre Manuela lo encontró con otra. Expulsado de su casa, Alberto volvió a las andadas de noches eternas y tragos al por mayor, hasta que, de a poco, también se fue aburriendo de tanta joda. Hoy, Alberto vive solo y está en contacto con algunos hijos y nietos. Se entretiene mirando pelis en el cable y regentea una humilde despensa en Tristán Suárez. Aunque atraviesa algunas dificultades por el Covid-19 y la crisis económica, no tiene planes de volver a las andadas ni de reflotar su antigua pyme. Argumenta que la mezcla de negocios y placer lleva a tomar pésimas y contraproducentes decisiones, como, por ejemplo, el matrimonio.

Esto No Está Chequeado | Sección no basada en hechos reales | Cualquier semejanza con la realidad es mala puntería | Contacto: ezeizaediciones@yahoo.com.ar

Share on Google Plus

About José María Marcos (Editor)

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment