NOTICIAS | AGENCIA DIB

La Palabra de Ezeiza | Temporada 2020

Director, editor y propietario: José María Marcos | Tucumán 142 | JM Ezeiza (CP 1804) | 011-4232-6274 (9 a 14) | ezeizaediciones@yahoo.com.ar | 11-2338-2539 (wasap)

Navegando por un océano de bytes

Por Míster Afro | Esto No Está Chequeado | Ilustración: Tomassini | #FiccionesEzeicenses



Desde que empezó la crisis del Covid-19, se multiplicó mi actividad virtual. Tomo clases online y mantengo encuentros sociales vía Zoom, Skype, Meet, Hangouts, Stream Yard, WhatsApp y cuanta aplicación se me cruce por el camino. Nada detiene mi fiebre por expandir las fronteras. Hasta el pasado 20 de marzo tenía solamente un perfil de Facebook. Ahora, navego por los mares de Instagram, Twitter, TikTok, Snapchat, YouTube, Linkedin y otras redes. Posteo, tomo cursos, participo de debates y sigo a cientos de famosos. A ellos les dejo comentarios sobre la actualidad, o de sus emocionantes vidas, y así voy tirando. Logré, incluso, que Luciana Salazar y Sol Pérez me pongan un corazoncito en mis publicaciones. Estoy chochísimo con todo esto. No obstante, descubrí que esta actividad tiene consecuencias inesperadas. Dado que no poseo una buena computadora ni un gran modelo de celular, mis videos son de baja resolución y mi rostro sale borroso, como si estuviese sufriendo una mutación genética. Al principio de la cuarentena, mis amistades me decían: “¡Che, Míster Afro, se te ve horrible, todo pixelado! ¡No seas amarrete y mejorá la cámara!”. Aunque yo les explicaba que no tenía plata para invertir, ellos me bardeaban igual. Con el correr de los días, se fueron calmando —o acostumbrando—, y actualmente, me dejan mensajes alentadores, tipo: “¡Estás para actuar con Gonzalo Heredia, Luciano Castro o Joaquín Furriel!”. No sé si creerles, me parece que exageran, especialmente porque el otro día noté algo extraño. Tras lavarme los dientes a la mañana, me miré en el espejo del baño y, como en los videos, vi difuminada mi cara. Pensé que era un problema de la vista, pero, a mi alrededor, las demás cosas estaban en Full HD. Ese mismo día, en la calle, los vecinos del barrio tampoco me reconocieron. Tras mostrar el desconcierto ante un impreciso Míster Afro con barbijo, sus caritas se transformaron en variados emojis de risa, empatía, asombro y hasta enojo. ¿Será pasajero lo que me sucede? Trató de no pensar demasiado. Considero que lo importante es seguir cuidándome y atendiendo a mi abuela Achebe. No es momento de aflojar con la distancia social, la lavandina y el alcohol al setenta por ciento. Tiene una ventaja esto de andar pixelado por la vida: mi nueva imagen se configura con pocos bytes. Y en estos tiempos de incertidumbre y crisis, andar liviano es algo muy positivo.

Esto No Está Chequeado | Sección no basada en hechos reales | Cualquier semejanza con la realidad es mala puntería | Contacto: ezeizaediciones@yahoo.com.ar
Share on Google Plus

About José María Marcos (Editor)

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment