La Palabra de Ezeiza | Temporada 2020

Director, editor y propietario: José María Marcos | Tucumán 142 | JM Ezeiza (CP 1804) | 011-4232-6274 (9 a 14) | ezeizaediciones@yahoo.com.ar | 11-2338-2539 (wasap)

NOTICIAS | AGENCIA DIB

Santa pagana de la fertilidad

Por Míster Afro | Esto No Está Chequeado | #FiccionesEzeicenses


Hace pocos días, iba caminando bajo el sol por Villa Guillermina con la idea de visitar a mi novia que tiene en su casa una pileta de dos metros de profundidad, cuando en el camino me paró una vieja vecina.
—Vos sos Míster Afro, ¿no? —me lanzó con una firmeza que no condecía con un cuerpo encorvado, cubierto por un vestido gris todo deshilachado.
Un tanto desorientado por el graznido, le respondí:
—¿Qué andá necesitando, doña?
—Muchas cosas necesito, Afrito querido. Pero vos no me las podés dar —afirmó la confianzuda.
—Okey... —titubeé, mientras secaba la transpiración de la frente—. ¿Qué quiere de mí?
—Quisiera muchas cosas, Afri de mi corazón, pero recién nos conocemos y no sería propio de una dama andar pidiéndotelas tan rápido, aunque, claro... en estos tiempos a las chicas, los chicos y les chiques les gusta la velocidad.
Aquello parecía una pesadilla producto del calor, y de pronto, tuve ganas de salir corriendo, llegar a lo de mi novia y tirarme de cabeza a la pileta. Tratando de conservar la compostura —y pensando en que, al fin, soy un periodista acostumbrado a las emociones fuertes—, insistí:
—¿En qué puedo ayudarla?
—En poco, Afrosito. Igual, quería contarte sobre una leyenda del barrio. Es para esa sección de contratapa.
—Me gusta. Lo importante es que esté ambientada en Ezeiza —le comenté.
—¡Pasó realmente en Ezeiza! —me respondió, levantando su dedo índice, y luego, aflojando el gesto, agregó—: ¿Sabés que me encantan tus rulitos? ¿Cómo te los hacés?
—Son naturales —respondí y ya, sin ningún tipo de cortesía, lancé—: Tengo que irme, doña. Me espera mi novia.
—¡Che, todavía no te conté nada! —protestó.
—Pinta muy larga la cosa. Seguimos otro día —argumenté.
—¡Esperá! —pronunció, cortante—. La historia es bien sencilla. Vos tenés que adornarla para que sea un poco más extensa. El asunto es el siguiente: resulta que acá en el barrio, en las décadas del 60 y el 70, se hizo muy famoso el Monte de la Viuda, porque por ahí desfilaban las parejitas. Y muchos vecinos, aunque no lo sepan, le deben su origen a ese campo y cada vez que pasan frente a un monte tienen la sensación de estar en un lugar conocido. Si investigás, vas a encontrar material para un libro. El profesor Ramirez, el de la Junta de Estudios Históricos de Ezeiza, siempre anda preguntando. La viuda es un personaje mítico de Guillermina, una ciudadana ilustre, una santa pagana de la fertilidad.
—Voy a ver qué puedo hacer —dije y, aunque quería irme, no pude sujetar mi curiosidad—. ¿Sabe alguna anécdota?
—Una cosa rara sucedió con una mozita que no tenía novio, ni filo ni nada. Un día entró sola al Monte de la Viuda y salió embarazada. Nadie sabe cómo sucedió. Eran tantos los rumores que la chica se fue del pueblo.
—Eso puede ser un cuento para “Esto No Está Chequeado”. Gracias. ¡Me voy a lo de mi novia! Extraño su pileta.
—¿Cómo se llama la piba?
—Quiere cantar como Miss Bolivia, y le dicen Miss Ezeiza.
—Ah, la conozco. Van a tener lindos hijos. Tienen mi bendición.
—¿Y en La Palabra quién digo que me contó la historia?
—¡Esmerate, juntaletras! ¡Inventá algún nombre, che! Y cuando estés menos insolado, vení a visitarme al Monte. Nos tomamos unos tereré y te cuento otros chusmeríos.

Esto No Está Chequeado | Sección no basada en hechos reales | Cualquier semejanza con la realidad es mala puntería | Contacto: ezeizaediciones@yahoo.com.ar
Share on Google Plus

About José María Marcos (Editor)

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment