NOTICIAS: AGENCIA DIB

Lagartos chinos en El Trébol

Por Torosaurio | Esto No Está Chequeado | #FiccionesEzeicenses


Wu Tang Woo, destacado estudiante de sociología de la Universidad de Nankín (China), llegó al país a comienzos de 2001, para trabajar en su tesis titulada “Los argentinos no tienen remedio”. Se alojó en el B° El Trébol y, cosa de no extrañar su patria, trajo consigo una dotación de lagartos —los reconocidos lagarchinus comunistis—, a los que todas las noches les leía las enseñanzas de Mao. Luego de dos meses, Wu Tang era más argentino que Gardel y fanático del fernet y del equipo de El Trébol de LIFIJE. Una noche —borracho a más no poder— se llevó por delante la pecera de los lagartos maoístas, y terminó durmiendo el piso mientras los reptiles se desparramaban. En días subsiguientes, los vecinos del barrio empezaron a ver lagartos en sus jardines, techos, baños y hasta en la Sociedad de Fomento. Los pequeñitos no exhibían actitudes amenazantes, simplemente observaban. La cosa cambió al mes, cuando entraron a morder a los vecinos que andaban en autos de alta gama. Wu Tang averiguó que dichos vecinos eran presidentes de importantes empresas, y dedujo que los lagartos estaban en la etapa inicial de una revolución en favor de la clase obrera y campesina. Mientras, las víctimas de los lagartos se reunieron para aprobar una fumigación general que mataría a los terribles bichos. Desesperado, Wu Tang consiguió un megáfono y llamó a sus antiguos compañeros de ruta, que acudieron gustosos. Wu Tang los devolvió a su casa, y comenzó a leerles su tesis. A los cinco minutos, los lagartos comprendieron que los argentinos nunca terminan de ponerse de acuerdo en nada, por lo que una revolución sería imposible. Abandonaron su proyecto y retornaron a China en clase turista. Hoy, los reptiles abandonaron la lucha armada (o dentada), se humanizaron y son personalidades destacadas de la sociología. Uno de ellos —el doctor Qiang Gao Ming— suena entre los posibles candidatos al Premio Nobel de Ciencias Económicas. Wu Tang, en cambio, abandonó la universidad y hoy se dedica a la fabricación de fernet. El emprendimiento va viento en popa, pero de vez en cuando —sobre todo los fines de semana—, recuerda los partidos de LIFIJE, y suelta una nostálgica lágrima color celeste y blanca.

Esto No Está Chequeado | Sección no basada en hechos reales | Cualquier semejanza con la realidad es mala puntería | Contacto: soytorosaurio@gmail.com


Share on Google Plus

About José María Marcos (Editor)

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment