NOTICIAS | AGENCIA DIB

La Palabra de Ezeiza | Temporada 2020

Director, editor y propietario: José María Marcos | Tucumán 142 | JM Ezeiza (CP 1804) | 011-4232-6274 (9 a 14) | ezeizaediciones@yahoo.com.ar | 11-2338-2539 (wasap)

El dragón de B° Links-Erratchú

Por Torosaurio | Esto No Está Chequeado | #FiccionesEzeicenses

Rosslyn Chambers era una inmigrante escocesa de 106 años que en 2010 se mudó al B° Links-Erratchú, seducida por la idea de vivir en una Reserva Natural. Llegó con su mascota: un dragón de diez metros de alto por veinte de largo que respondía al nombre de William. Los chicos del barrio se hicieron amigos del reptil, llegando a intercambiar paseos en el cielo por cajones de cerveza, cosa que alegró mucho a los almaceneros de la zona. Todos los vecinos apreciaban al bicho, salvo por una única detractora: Carmen Chutera, decoradora y practicante de magia. Según ella, la presencia de William atentaba contra la estética del barrio, pero nadie le daba bola. Las cosas marchaban bien para el bicho, hasta que Chambers murió atragantada con una aceituna. William cayó en una profunda depresión y se recluyó en los Bosques de Ezeiza. Únicamente salía para comprar sus cajones de birra, y siempre se lo veía cabizbajo y tarareando una de Gardel: “Esta noche me emborracho bien, me mamo bien mamao pa’ no pensaaar”. Carmen aprovechó, y con sus conocimientos de alquimia viajó en el tiempo hasta la Europa Medieval. Trajo consigo a Antoine Du Pietrobelle, juglar y lancero francés del siglo XI experto en cazar dragones. Carmen se dirigió a los Bosques con Antoine, quien no paraba de cantar y tocar su laúd. El francés se adentró en la espesura mientras la decoradora lo esperaba cebándoseunos mates. Pasaron dos horas, y nada. Carmen ya había perdido toda esperanza, cuando de entre los árboles salió volando William con Antoine en el lomo, tocando el laúd. Ambos iban con una curda enorme y cantando una canción de Palito Ortega: “Que chabocha la chevecha que che chube a la cabecha, anda chava chube y chirve otro bacho de chevechaaa”. “Inesperado pero efectivo”, se dijo Carmen. Los parranderos enfilaron para el norte, y nunca más se los vio. Algunos dicen que hoy William y Antoine actúan en películas de época en Hollywood. Otros, que se estrolaron contra el Cristo Redentor en Brasil. Mientras, los niños y, sobre todo, los almaceneros despotrican contra Carmen y permanecen alertas al horizonte norteño. Esperan que algún capricho del destino o una eventual borrachera les devuelva su dragón.

Esto No Está Chequeado | Sección no basada en hechos reales | Cualquier semejanza con la realidad es mala puntería | Contacto: soytorosaurio@gmail.com
Share on Google Plus

About José María Marcos (Editor)

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment