NOTICIAS: AGENCIA DIB

La ilusión de las elecciones

Esto No Está Chequeado | #FiccionesEzeicenses | Por Edgardo Pietrobelli (*)

Lucky Luke González, reconocido timbero de Barrio Internacional, había hecho planes para pasar el domingo de las PASO en el Bingo de Las Toscas, pero el deber lo convocó a ser fiscal general en una escuela en el centro de Ezeiza. Llegó temprano y, con amabilidad, saludó a todo el mundo, deteniéndose especialmente en la Presidenta de la Mesa 39. El 39 es el amor, se dijo recordando la quiniela. Saludó a la desconocida de ojos azules y figura armoniosa, quien respondió con una sonrisa tímida. El corazón del timbero galopó igual que cuando iba al Estadio 20 de Octubre y apostaba por Tristán Suárez, o cuando había agarrado el 732 en la Nacional Nocturna. Se sentó cerca, quería relojearla todo el tiempo y ver si necesitaba algo, cosa de entablar alguna conversación. Pronto notó que la gente venía a votar en oleadas interminables, y todos eran de apellido Pérez. Alarmado, consultó la lista de nombres: todos Pérez, cientos y cientos de Pérez. Qué 17, se quejó pensando en la desgracia. Los Pérez siguieron cayendo hasta pasadas las seis de la tarde, cuando hubo que cerrar la escuela. Lucky Luke se acercó a la Presidenta de la 39 y le ayudó a terminar el recuento. En el medio se fue manijeando: Le voy a preguntar si es casada. ¡Sí, eso voy a hacer! Ella me va a decir que no, ¡¿cómo va a estar casada?! Se nota una mujer liberal. Le voy a contestar que yo tampoco creo en el matrimonio, y ahí le digo: “¿Tu marido te viene a buscar?”, y se la dejo picando. “No tengo”, me va a decir. Y ahí la invito a que vayamos juntos al bingo. “Señor fiscal general —dijo ella interrumpiendo sus reflexiones—, aquí tiene la planilla”. “Gracias”, contestó él y casi sin poder controlarse le preguntó: “¿Estás casada?”. Ella sólo respondió: “Sí”. Cerrados los comicios, un desahuciado Lucky Luke abandonó la escuela y vio cómo la Presidenta de la Mesa 39 subía a una cupé Ford Taunus GT y besaba a su marido. No me puede salir peor, se dijo y se marchó a pie. A mitad de camino, se largó un chaparrón torrencial que paró cuando él llegaba a su casa. Lo último que pensó antes de dormir fue que el 39 no es el amor, sino la lluvia.

(*) Actor, director y dramaturgo. Dirige El Saloncito Teatré.

Esto No Está Chequeado | Sección no basada en hechos reales | Cualquier semejanza con la realidad es mala puntería | Contacto: soytorosaurio@gmail.com
Share on Google Plus

About José María Marcos (Editor)

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment