Travestismo vegetal

Esto No Está Chequeado | #FiccionesEzeicenses | Por Fernando Garriga (*)

Los árboles a veces se miran entre ellos con recelo. Porque no es lo mismo ser casuarina que eucalipto, fresno o liquidámbar. Es que algunas especies vegetales desarrollan métodos reproductivos súper eficientes: ponele, los ligustros o las moras. Con el tema de que meten la semilla en la caca de los pájaros, logran brotar por todas partes. Son plaga odiada por los jardineros.
A su vez, los autos y los frentes de las casas quedan hechos un asco con las cagarrutas de las palomas que comieron moras y frutos de ligustro. Cuando encuentro así el parabrisas, puteo hora y diez minutos. Al ver en el vidrio el tornasol entre blanco y morado de la caca de paloma pienso en dos cosas: la primera, si no es algo personal que la paloma tiene en contra mía. La segunda: nunca más tomo helado sabor frutos del bosque.
Pero a lo que iba es a otra cosa: a los fresnos por ejemplo les gusta mucho estar en grupete. Igual que los álamos. Charlan de sus cosas, se polinizan en lentas orgías que duran la primavera entera. Miran volar su polen hacia la dispersión total. Compiten, como todos, por la luz, por el espacio. Así es la vida.
En la calle Racedo, frente al campo de deportes de un colegio, hay una larga fila de paraísos. Son árboles originarios de la India, con frutos algo venenosos y flores blanco liláceas de aroma delicioso. Se ve que las casuarinas los envidian. Sobre todo por lo bello de sus flores y por el nombre y porque provienen de la India y porque con eso andan dándose corte, estoy seguro.
Resulta que, junto a la puerta de entrada de la cancha de rugby de ese colegio, existe el primer caso de travestismo vegetal. Cualquier lector de esta columna puede ir a comprobarlo per se. Hay una casuarina que quiso ser paraíso. Se la ve muy oronda, erguida, creciendo sobre el tronco de un paraíso añoso. ¿O será que el paraíso quiso ser casuarina y un día brotó así?
Vaya uno a saber: en este país todo sucede. ¿O acaso ya una vez no asistimos a la situación de un ministro peladito que se volvió arbusto? (1)

(*) Escritor y paisajista, tiene publicados cuatro libros: Escuela para ciegos (2013), Continuidad de la obra (2015), Cumpleaños en la isla (2016) y Las invasiones ranqueles según mamá (2019).

Esto No Está Chequeado | Sección no basada en hechos reales | Cualquier semejanza con la realidad es mala puntería | Contacto: soytorosaurio@gmail.com

(1) Nota de la Redacción: en agosto de 2017, el ministro de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, Sergio Bergman, se sacó una foto disfrazado de árbol y desató una catarata de memes y chistes en las redes sociales.
Share on Google Plus

About José María Marcos (Editor)

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment