A 70 años de la creación del Partido Peronista

El 23 de mayo de 1947 Juan Domingo Perón anunciaba que todos los partidos que habían apoyado su campaña electoral se disolvían y encarga a los legisladores que integran las cámaras legislativas nacionales "la organización de todas las fuerzas peronistas como Partido Único de la Revolución". Así nacía hace 70 años el Partido Justicialista.

Escribe José Luis Gioja, presidente del Consejo Nacional Justicialista. Vicepresitente 1º de la Cámara de Diputados de la Nación. (Agencia Télam). El día 23 de mayo es una fecha poco conocida en la liturgia justicialista, pero me atrevería a decir que es la verdadera fecha fundacional, porque ese día de 1947 nace, como partido político, el Peronista. Por ese entonces, el General Juan Domingo Perón, ya en ejercicio de su primer mandato presidencial, toma la decisión de aglutinar a todos los partidos políticos que habían apoyado su candidatura en los comicios de 1946 y fundar el Partido Peronista, con las mismas consignas, con la misma doctrina, y con los mismos objetivos que lo conocemos hoy. La historia partidaria nos recuerda que el 21 de septiembre de 1947 se realizaron las elecciones internas donde se eligieron convencionales para el Congreso General Constituyente del Partido, que tendrían a su cargo la redacción de la Carta Orgánica, determinar el nombre del Partido y designar a sus autoridades. En diciembre de aquel año se aprobó la Carta Orgánica, que en su artículo primero decía: "Con el nombre de Partido Peronista queda definitivamente organizado el Movimiento de la Revolución Nacional..." y en el artículo octavo se reclamaba que Perón asumiera la conducción. Ya en julio de 1949 el Primer Congreso del Partido Peronista, al que asisten 6000 delegados, se preanuncia la división en distintas ramas (política, sindical, femenina), además de aceptarse como partido político y movimiento social. El poder del Consejo Superior se consolidaba, mientras que la influencia partidaria llegaba a todas las provincias. Luego de estos acontecimientos, siempre bajo la conducción del General Perón, vendrían los logros para los más postergados de nuestra sociedad, los derechos sociales y las grandes obras públicas. Pero también vendría la Revolución Libertadora, la proscripción, el exilio del General Perón, la persecución de los peronistas y la prohibición de la sola mención de cualquier cosa que refiera a Perón o al Peronismos, entre otras calamidades que hemos sufrido. Así y todo, el Peronismo y los peronistas supimos reponernos a las adversidades, pudimos volver a ver a Perón en nuestro país, verlo nuevamente ejerciendo la máxima magistratura y disfrutar de su sapiencia los últimos años de su vida. Pero como a los poderes concentrados y a los que siempre ganaron en Argentina no les alcanzaba con todo lo que le habían hecho al Peronismo durante 18 años, en 1976, nuevamente interrumpen el gobierno Peronista legítimamente electo y se entroniza una dictadura militar sangrienta que, como lo había hecho en 1955, vuelve a perseguir, torturar, matar y desaparecer a miles de compañeros, sindicalistas y estudiantes, por el pecado de ser Peronista o por simpatizar con nuestras ideas. Por estos días estamos celebrando los 70 años de la constitución del Partido Peronista tal como los conocemos y es un buen momento para llamar a la reflexión. Los peronistas debemos mirar para atrás y pensar que si nos repusimos a todas las atrocidades a las que fuimos sometidos fue porque siempre nos mantuvimos unidos, en una unidad que no es uniformidad, pero sí bajo las mismas consignas que nos legaran Perón y Evita: independencia económica, soberanía política y justicia social; y siempre pensando que para un argentino, no hay nada mejor que otro argentino.
Share on Google Plus

About La Palabra de Ezeiza

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment