Drogas: hay niños que se inician a los 13 años

En el marco del Día Internacional de la Lucha contra el Uso Indebido y el Tráfico de Drogas, que se conmemora el jueves 26 y que fuera instaurado por la ONU en 1980, las autoridades del Centro Preventivo de las Adicciones (CPA) de Ezeiza reflexionaron sobre esta fecha: "En el centro vamos a trabajar como habitualmente lo hacemos, que es la mejor manera de rendirle homenaje al día", aseveró Silvia Citarelli, directora del CPA, para luego añadir con preocupación que "cada vez los problemas de las adicciones se ven en chicos más pequeños. Antes teníamos más casos de jóvenes de 18 años para arriba; hoy tenemos pacientes de 13 años, y quizás más chicos. Siempre vienen acompañados por los padres, porque los chicos no tienen conciencia de su enfermedad, para solicitar un tratamiento por adicción, y a veces derivados de la escuela a la que concurren. Aparte porque también creemos que, más allá de las condiciones en la que se encuentre esa familia, el chico sigue siendo parte de ese núcleo familiar y si el tratamiento no es acompañado por la familia, para el chico es muy difícil hacerse cargo de un tratamiento".
"Acá recibimos personas que llegan espontáneamente o derivadas de las escuelas, del hospital, de los juzgados, de Desarrollo Social, de la Comisaría de la Familia. En líneas generales de todas las instancias locales que conocen el centro y a veces aconsejados por vecinos, o por docentes. Tenemos un trabajo muy fuerte a nivel educativo, a través de las técnicas de talleres y también puede haber alguna intervención puntual que la escuela pida. Acude algún operador terapéutico y trabajamos de manera conjunta con el equipo directivo, y los docentes, porque creemos que nuestra intervención se realiza para aportar material informativo desde nuestra especificidad, luego son los docentes los que trabajarán con los niños, en el día a día para que sigan desarrollando el tema. Se trabaja con todos los docentes, pero en especial con aquellos que tienen las materias específicas: Adolescencia y salud, Formación ciudadana y Ciencias Naturales con los alumnos más chicos que son de EPB", señaló la operadora terapéutica Mariel Tamborini.
Sobre el tiempo que demanda el tratamiento de recuperación de los adictos, Citarelli y Tamborini remarcaron que "no tiene límite de tiempo, porque es imposible manejarlo y en algunos casos se logra el alta. Esto es trabajado acordadamente con el paciente, pero a veces hay pacientes que dejan de venir, y nos ganan de mano en su decisión de darse el alta y que quizás ya han hecho un recorrido interesante en su tratamiento, y otros que tengan que recurrir a nosotros por más tiempo, por la situación en la que se encuentran, porque concurriendo al CPA se sienten contenidos. Algunos se dieron de alta, porque consiguieron trabajo, o porque pueden controlar la abstinencia, y porque tienen proyectos de vida y cada tanto, con la excusa, de "te vine a saludar, o te vine a visitar", aparecen y tienen una charla con la que fue su terapeuta y cuentan lo que está viviendo. Para nosotros lo importante es que cada uno que pasó por el CPA sientan el centro como suyo, no como un lugar de tratamiento, sino un lugar en donde ellos puedan concurrir, hablar, sentirse libres y no obligados".
"Nosotros tenemos un taller de letras, que es abierto a toda la comunidad, a partir de los 18 años y funciona los miércoles a las 10 de la mañana. Nuestra visión a través de quien consulta no es poner el énfasis en la enfermedad, sino en los aspectos positivos y saludables, y los recursos potenciales que los tienen y deben desarrollarlos. Los jueves tenemos un taller para familiares y amigos, es otro espacio para las familias donde se pueden trabajar las angustias familiares, que se dan a partir de no solo que nos pasa con tener una persona adicta en casa, sino además hacer el recorrido nuestro. Sobre todo las mamás que dicen yo me siento culpable, porque no lo eduqué como debía o tengo 7 hijos, los crié a todos por igual y este me salió adicto. ¿Que nos pasa con este hijo? ¿Es la oveja negra? No. En que situación nació este hijo, en que momento de nuestras vidas llegó, o pasó alguna situación determinada que quizás nunca se habló, y ahora hay que exteriorizarla, sacar afuera lo que nos sucede".
"Los distintos dispositivos que se trabajan son: grupo de pacientes adultos, donde tienen un espacio grupal, y otro individual, con su terapeuta. También hay un grupo de adolescentes, otro de niños en riesgo y dos de autoayuda bonaerense en adicciones que funcionan en Spegazzini y en el CPA, ubicado en Diego Laure y la ruta 205, en José María Ezeiza.
Integran el CPA de Ezeiza: Silvia Citarelli (directora), Mariel Tamborini y Romeo Flamia (operadores terapéuticos), Miriam Maidana, Liliana Giacumbo y Marta Díaz (psicólogas), Gabriela Pérez (secretaria), Angela Ruíz, Leila Quintero y Marcelo González (operadores de GABA), licenciada Natalia Rouco, Belén Cosentino (psicopedagoga), Juan Manuel Foiasque (voluntario) y María José Bossone (psicóloga voluntaria).
Share on Google Plus

About La Palabra de Ezeiza

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment